martes, 21 de junio de 2005

Buscando en el Pasado una identidad para el futuro

Josue Picazo, Milenio, Cultura, 21 Junio  2005

Encuentro a Jose Castañeda sumergido entre cajas y legajos de viejos papeles en un rincón del Archivo Histórico de Tampico.  Sus manos están enfundadas en guantes de plástico, "también debería traer un cubre-bocas", dice, "es que la tinta del siglo XIX tenía algo de arsénico, y puede ser peligroso manipular los papeles". De esta manera con una tranquilidad relativa, aspirando ese olor a viejo muy viejo que flota dentro de esta auténtica cápsula del tiempo que es el Archivo Histórico, iniciamos la conversación.

Tengo poco tiempo de conocer a Jose Castañeda, de tal manera que me veo obligado a preguntarle cómo inicia su trayectoria.  Yo tenía noticia de que había emprendido varios proyectos culturales, que conocía algunos datos extraviados de la historia de Tampico y que, además, había servido de contacto en esta ciudad para los realizadores de un documental sobre a vida de Rockdrigo; aunque, si algo estaba seguro, era que todos los proyectos emprendidos por él habían nacido y s habían desarrollado en la independencia, sin haber contado con el apoyo de institución alguna, en ningún sentido, ni económico, ni moral.  Así, Jose Castañeda me explica con su habitual serenidad al hablar, cómo es que después de tanta actividad terminó aquí, conversando conmigo.

LAS CANCIONES OLVIDADAS

"Yo me considero principalmente como músico, y tuve el interés de investigar sobre la música y los músicos de Tampico; de eso hace ya como diez años", relata Jose Castañeda.  La curiosidad por comenzar a investigar lo remitió a los archivos y fonotecas de algunas ciudades como el D.F. y San Luis Potosí; aunque conforme el interés por conocer las raíces de la música de Tampico se incrementaba, lo fue llevando cada vez más lejos hasta terminar, casi sin darse cuenta, investigando en la Habana, Nueva Orleans y Barcelona.

Encontró que existen alrededor de ciento sesenta canciones que hablan sobre Tampico, de las cuales, aproximadamente la mitad fueron creadas por compositores foráneos, nacionales y extranjeros; y la otra mitad, por compositores tampiqueños.  "Me vi en la necesidad de difundir todo lo que había ido obteniendo de la investigación", explica Jose Castañeda, "de tal manera que empecé a publicar algunos artículos en los periódicos de la localidad y, también en revistas locales y de otros países.

"Algún tiempo después, logré encontrar físicamente los discos de los que había investigado.  Para dar a conocer ese material, empezaron a aparecer en MVS Radio algunas cápsulas con esas canciones.  También, de todo esto surgió la edición de un disco que contenía once canciones que hablaban de Tampico, y que eran obra de compositores extranjeros.  El disco se agotó, pues le gustó mucho a la gente".

Entre otros proyectos emprendidos por Jose Castañeda, se encuentra su participación con el equipo de Canal 22 y Ediciones Pentagrama, en la producción de un video documental sobre la vida de Rockdrigo González, otro músico tampiqueño.  Castañeda también estuvo trabajando como colaborador del Canal 40 CNI en la producción de una serie de programas sobre la historia del petróleo en México; su colaboración se tradujo en investigación y en proporcionar material musical de la primera mitad del siglo pasado para vestir el documental.


UNA COLECCION PARA LA CIUDAD

Conforme Jose Castañeda seguía el curso de su investigación sobre la música de Tampico, se dio cuenta que había ido adquiriendo y acumulando suficiente material que posteriormente donaría al Archivo Histórico, "la Fonoteca de la ciudad empezó con la colección de discos que traje, pero a la larga se hicieron campañas, y la gente donó discos, sobre todo discos L.P., que a la fecha son cinco mil títulos, de una variedad enorme de géneros musicales".

"Es importante que la gente pueda saber que si tienen discos L.P. y ya no sepan qué hacer  con ellos, pueden traerlos aquí, donde van a estar bien conservados con las condiciones adecuadas para ello, y, sobre todo, para que el público en general pueda consultarlos.  Pero esto no sólo se limita a discos, también pueden traer fotografías o filmaciones antiguas para que se quede una copia como parte del Archivo".

LA INVESTIGACION HISTERICA E HISTORICA

Al preguntarle cómo es que surge ese interés por la investigación, Jose Castañeda responde "esa curiosidad por saber, la trae uno desde niño.  Como músico me ha servido porque todos estos ritmos que he conocido de diferentes partes del mundo, de alguna manera han sido los que me hacen adquirir diferentes influencias en mi manera de componer, enriqueciéndome.  Como comunicólogo entra una tercera parte que es el difundir.  Ha sido toda una mezcla de intereses que he desarrollado a lo largo de mi vida".

Aunque Jose Castañeda ha dicho que la curiosidad por conocer más acerca de Tampico ha sido el motivo por el que ha dedicado recursos y tiempo en sus distintos proyectos, eso no es suficiente, no lo justifica del todo, entonces, tratando de descubrir la causa esencial de todo ello explica, "uno de los recursos más importantes con los que cuenta una sociedad es la memoria, porque te da esa forma única y diferente como ciudad y parte de una región.  Se trata entonces de difundir la cultura, para saber quién eres, apreciar eso y querer más a tu ciudad, y tener un mejor lugar donde vivir. Mientras tengas identidad vas a estar más abierto al intercambio de ideas".

MAS Y MAS APOYOS

Incansable, Jose Castañeda sigue emprendiendo nuevas empresas que busquen su propósito fundamental: descubrir y compartir una identidad.  Entre esos proyectos se encuentra la publicación de unos cuadernos en los que se hable de personajes y situaciones que ocurrieron en Tampico en el siglo XIX" para que pueda entender un poco del porqué, Tampico es como es".

Menciona que existe un trabajo pendiente con l Canal 11, del IPN, que es la producción de un documental acerca de la comunidad china en México; y cómo en Tampico también ha tenido una influencia importante "estoy dispuesto a apoyar en cuanto a esa información", dice Castañeda.


Uno de los proyectos que ha esperado por más tiempo, es la grabación de un disco en el que pueda reunir todas sus composiciones, las cuales, dice él, "son el resultado de todas las investigaciones que he venido haciendo; no me refiero que hablen de otros compositores o  de la historia, sino que sería mi aportación como tampiqueño del siglo XXI".  También habla de lo que podría ser una de sus mayores aspiraciones "quisiera que esta fonoteca se convirtiera en un sitio para intercambiar investigaciones, música o experiencias. Que fuera también un centro de producción, para editar discos con el material recopilado y que, el lugar pudiera volverse autorrentable, que con el tiempo se reunieran algunos recursos para hacer un asilo para músicos, pues muchos, por la manera de ganarse la vida, cuyos ingresos no siempre están asegurados, acaban sin un lugar dónde retirarse".