martes, 20 de septiembre de 2022

Familia Sosa, estirpe del Bel Canto

La familia Sosa proveniente de Querétaro ha dado a músicos destacados por varias generaciones.

Al parecer el señor Pedro Sosa Ríos, además de dar clases en colegios particulares era el encargado de tocar el órgano en la iglesia Catedral de Querétaro del santuario de nuestra señora de Guadalupe llamada La congregación y junto a Juanita Esquivel tuvo doce hijos, entre ellos a José, Pedro (Fray), Juan(Padre), Guadalupe, Mercedes y Maricarmen Sosa Esquivel.

José Sosa Esquivel
nació así en Querétaro el 22 de marzo de 1923, y estudió canto con José Pierson, Fanny Anitúa; en la Academia de la Ópera de Bellas Artes y debutó en 1950 en el Palacio de Bellas Artes cantando el papel de Azäel en L’Enfant prodigue, de Debussy. En 1951 participó en el estreno en México de Gianni Schicchi (Riña CCOO), de Puccini. Fue tenor principal de la ópera nacional y primer comprimario de ópera internacional. Cantó en las temporadas de ópera de Bellas Artes en México, Guadalajara, Veracruz, Guanajuato y Monterrey.

 En 1953 cantó los papeles del Príncipe Schuisky y El idiota en Boris Godunov, al lado de Nicola Rossi-Lemeni. En 1954 participó en la inauguración del Teatro Virginia Fábregas cantando el protagónico de Orfeo en los infiernos, de Offenbach, y en 1958 en la premier mundial de la Cantata Homenaje a Juárez, de Blas Galindo, en el Teatro Degollado. Cantó en producciones como La leyenda de Rudel, L’elisir d’amore, La traviata, Madama Butterfly (Pinkerton y Goro), Pagliacci (Beppe), Mefistofele, Trionfo di Afrodite -en su estreno en México- Orphée aux Enfers, Tosca (Spoletta), L’Amore dei tre Re, Fedora, Andrea Chénier, L’amico Fritz, Carmina Burana y La bohème. Abarcó los géneros de Lied, oratorio y zarzuela. Cantó en La habana, Cuba,  en las temporadas 1954 a 1957.

José se casó con la cantante Margarita Ortiz Pensado (1911-2004) y fueron padres de Jose Romulo (José José) nacido en la Ciudad de México el 17 de febrero de 1948 y Gonzalo Sosa Ortiz (Fotógrafo y copista). 

José Rómulo Sosa Ortiz,  un cantante, actor y productor musical,  tenor lírico conocido en el mundo del espectáculo por su voz única y extraordinaria. Nacido en una familia de músicos, José comenzó su carrera tocando la guitarra y cantando en serenatas durante su juventud junto a su primo Francisco Ortiz y su amigo Alfredo Benítez, dando así inicio a su carrera como cantante a los 15 años de edad.

 Después de algunos contratiempos, en 1964-5 obtiene un contrato para realizar su primera grabación discográfica profesional: un disco sencillo de 45 RPM con Discos Orfeón. Este disco, que contenía los temas "El mundo" ("Il Mondo") de Jimmy Fontana y "Ma Vie" (Mi vida) de Alain Barrière, éxitos mundiales, y fue presentado en el programa de TV patrocinado por dicha disquera ("Orfeón a Go-Go"), en el que se dio a conocer con el nombre artístico de "Pepe Sosa", marcando los inicios de su carrera ya en el plano profesional. El disco sencillo no tuvo mayor trascendencia debido a la poca promoción que se le dio. De todas maneras en 1967 Pepe grabó un segundo y último sencillo en 45 RPM con las canciones "Amor" de Enrique "Coqui" Novelo Navarro y "No me dejes solo" de Rodolfo Tovar. Por aquellos tiempos Pepe comenzó a cultivar su estilo musical con éxito, gracias a su mentor, el cantante Pepe Jara.

Más tarde, quizá por no haber visto resultados como cantante de discos, Pepe se unió a un trío de jazz y bossa nova en el que cantaba y tocaba el bajo eléctrico y contrabajo, junto a sus compañeros Gilberto Sánchez y Enrique Herrera (Los Peg) con quienes graba en 1967 un disco EP con las canciones "Te deseo amor", "Tristeza", Si me enamoro" y "Vivo soñando"  (Discos RVV)

Con este grupo debuta el 21 de marzo de 1966 en el centro nocturno "Café Semíramis", pero con altibajos, ya que el grupo no siempre obtenía trabajo allí. Después de pasar por otros centros nocturnos, en 1967 en el local del "Apache 14" (Del cantante tampiqueño Rafael y su esposa Carmela) lo escucha el compositor y productor discográfico Rubén Fuentes, gracias a quien obtiene un contrato con la filial mexicana del sello mundial RCA Victor (hoy Sony-BMG). A partir de este LP, Pepe Sosa adopta como seudónimo artístico "José José". No pasó mucho con este nuevo disco, hasta que ese mismo año se convierte en un cantante de una voz prodigiosa, tras el lanzamiento de su primer éxito: "La nave del olvido".

Como quiera que sea, para esos años el padre de José José se había distanciado de su familia, y en segundas nupcias se unió a  la soprano Laura Manterola (24 febrero 1934-24 junio 1987), hija del tenor Luis Manterola, terminando Don José su carrera operística dando su última actuación profesional en  Monterrey yéndose a radicar Tampico  "por designios extraños"  en 1963,  en donde se dedica junto a su esposa a ofrecer recitales y dar clases de canto hasta su muerte en este puerto el 15 de junio de 1968. Dos años después, su ex esposa e hijos: José Octavio (México 1962) y Héctor Sosa (Tampico 1966) se regresan a la Ciudad de México.

Desde entonces José Octavio ha publicado libros como Dos Siglos de Ópera en México, en dos volúmenes (SEP, 1988), La Ópera en Guadalajara (Secretaría de Cultura de Jalisco, 1994, reeditado en 2002), Ópera en Bellas Artes (CONACULTA-INBA, 1999), 70 años de Ópera en el Palacio de Bellas Artes (INBA-CONACULTA, 2004), Diccionario de la Ópera Mexicana (INBA-CONACULTA, 2006), José Antonio Alcaraz. A través de sus textos (CONACULTA, 2009), Orquesta del Teatro de Bellas Artes, 1955-2010 (INBA, 2010), La ópera de la Independencia a la Revolución (INBA, 2010), Tiempos de ópera. Crónica del Teatro Esperanza Iris, 1918-2011 (GDF, 2012).

Por su parte el contratenor y pianista tampiqueño Héctor Sosa Manterola ha  editado además algunos discos como José Sosa/Tenor:La inadvertida gloria del comprimario Compilación de grabaciones históricas. Productor: Héctor Sosa. Edición y masterización: Ing.Humberto Terán y Omar Martínez en Estudio 19."(Este disco lo pudo rescatar de unas cintas de carrete abierto que su tío, el Padre Juan Sosa Esquivel tenía preservadas de "uno que otro ciclón"). Y también a editado la serie Grandes voces de la ópera en México Vol I Maritza Aleman, Vol II Gilda Cruz Romo, Vol III Roberto Bañuelas, Vol IV Oralia Domínguez, Vol V Guillermo Sarabia, Vol VI Cristina Orega, Vol VII Alicia Torres Garzaentre otros editados por la UAM-Xochimilco. Hector Sosa ha recibido diversos reconocimientos en México y está uno pendiente en Tampico. El puerto puede estar orgulloso de tener a un hijo parte de una familia con estirpe en el bel canto.


•          Algunos datos fueron tomados de la página de la Fundación Guillermo Carrillo, la página oficial de José José, de entrevistas en la red de Jose Octavio y Hector Sosa, y de pláticas personales en distintas épocas con Juan Sosa Esquivel, José José, y Hector Sosa Manterola.


 

 


viernes, 10 de junio de 2022

Inauguran exposición por 25 años de la Fonoteca

 

Víctor de Sampedro, El Sol de Tampico, 6 Jun 2022

Con el objetivo de conmemorar los 25 años de creación de la Fonoteca en la ciudad, la exposición "Tampico suena a través del tiempo" fue inaugurada la tarde del pasado viernes en el Salón Yapur de la Casa de la Cultura.

 La ceremonia de apertura contó con la presencia de José Castañeda, fundador de este proyecto en tierras porteñas, quien agradeció a cada uno de los presentes por acudir al evento, así como a los colaboradores de este proyecto.



Dicha exhibición fue inaugurada poco después de las 19:00 horas con la presencia de aficionados por la música y público en general.

 

Cabe mencionar que esta muestra se encuentra dividida en tres secciones, la primera expone diversas portadas de discos de vinilo, así como discos compactos y casetes que forman parte del acervo de la Fonoteca.

El siguiente bloque cuenta con documentos, catálogos y publicaciones que dan cuenta de la valiosa labor que esta institución ha desarrollado por más de dos décadas.

La última sección alberga una línea del tiempo dedicada a la difusión de la música a través de los años.

 

Cabe señalar que "Tampico suena a través del tiempo" estará disponible para el público hasta el lunes 20 de junio, por lo que se invita a los interesados a disfrutar de este significativo proyecto.


Invitan a la muestra “Tampico suena a través del tiempo” en la Casa de la Cultura

 


Lupita Torres, La Red , 7 junio 2022

Con invitación extensiva a toda la comunidad, se abrió al público la muestra Tampico Suena a Través del Tiempo a 25 años de que la Fonoteca de la Ciudad fuera integrada por el investigador Jose Castañeda, al Archivo Histórico municipal, pues “los sonidos, pregones y música de una región también forman parte del patrimonio cultural de una ciudad”.

Josué Iván Picazo Baños, encargado del Despacho de la Crónica Municipal dio a conocer que durante la investigación iniciada por José Castañeda por interés propio en la que convocó también a la ciudadanía, se fue recopilando una serie de piezas discográficas, discos de pasta, de vinilo, compactos (cd´s), casetes, no solo para coleccionar, sino también para dar a conocer cuál es la identidad musical de los tampiqueños.

“Tanto por el gusto musical propio, como por las aportaciones que incluyen a aristas nacidos o radicados en la ciudad o incluso eventos musicales que han tenido que ver con el puerto, entonces se fue acumulando esta colección gracias a Castañeda pero también a la colaboración del archivo histórico del municipio que actualmente resguarda este acervo”, indicó.

Explicó que a propósito de esta colección, en la Casa de la Cultura se ofrece un pequeño recorrido “cronológico” sobre los inicios de la música grabada en Tampico, así como esta relación-que ha sido muy fuerte-entre los músicos, entre la creatividad artística y la historia propiedad del puerto.

“Y por otro lado se da una muestra de los géneros y del tipo de materiales que resguarda la fonoteca, hay diversos géneros musicales pero también hay presencia de artistas tamaulipecos, de artistas tampiqueños y eso es lo que hace doblemente valiosa a esta colección”.

Picazo Baños manifestó que la muestra está abierta al público desde el pasado fin de semana y permanecerá al menos otra dos semanas más en la Casa de la Cultura por lo que invitan a la población para que se acerque y pueda interactuar y recorrer a través de los sonidos y la música, el contenido de la muestra.

“Está también explorando esta posibilidad interactiva porque los discos están expuestos, este objeto, este  llamado disco que para las nuevas generaciones es un poco ajeno pero que también se puede interactuar escaneando uj código QR para escuchar precisamente algo de la pieza que se está mostrando”.

En los muros se aprecian discos de las Hermanas Huerta, Cuco Sánchez, Rigo Tovar, de los principales exponentes de Tamaulipas y otros artistas mexicanos que están entrelazados con la historia musical de la ciudad y de todo  el estado, lo cual fue meticulosamente integrado por Jose Castañeda al momento de ligar algunas fotografías o eventos que tengan que ver, aunque sean artistas del resto del país, con el puerto de Tampico y su historia.

Finalmente indicó que el horario al público, sin costo, es de 8 AM a 8 PM de lunes a sábado.


sábado, 28 de mayo de 2022

Juan García Esquivel, músico y compositor de Tampico considerado percusor del sonido estéreo

 



Roberto González | El Sol de Tampico

Arreglos musicales, insospechados, percusiones inusuales, letras de canciones que al ser cantadas eran sustituidas por onomatopeyas como “zum-zum” “pow-pow”, las experimentaciones sonoras de Juan García Esquivel lo convirtieron en una de los músicos más innovadores del siglo XX.

Nacido en Tampico en 1918 y fallecido en Cuernavaca, Morelos en 2002, Esquivel es considerado el padre de la llamada música de elevador o “lounge”. Y a veinte años de su muerte, la originalidad de su obra y sus innovaciones musicales siguen resonando tanto a nivel nacional como internacional.


UNA BÚSQUEDA SONORA NACIDA EN EL PUERTO

Para el historiador José Castañeda, Juan García Esquivel es un músico relevante para la historia musical no sólo de México sino del mundo, gracias a la propuesta musical que construyó a través de su orquesta Sonorama.

Además de ser pianista para la XEW, en la década de 1940 animaba las fiestas de los jóvenes llevándolos ritmos como swing, mambo y chachachá, pero no tardó mucho en querer avanzar en sus experimentaciones musicales. Castañeda considera que la influencia de Tampico, como un espacio donde converge mucha música y mucha cultura, fue determinante en esta búsqueda.


“Por su condición de puerto, Tampico es de una riqueza musical de ritmos y géneros, entre el norte, el sur y el golfo con música de otras regiones; aunque él estuvo aquí hasta los diez años, todo eso lo fue formado”, indica.

También señala que a través de sus estudios en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), Esquivel incursiona en un aspecto técnico hasta entonces poco usual para la época: la estereofonía, el juego con los canales izquierdo y derecho por donde se efectúa el registro acústico del sonido.

“Parte de su propuesta musical es cómo hace variación de los ritmos, de los géneros, con estos arreglos sonorámicos, y la electrónica. Él lo llevó al extremo de grabar en dos estudios y conducir la orquesta desde la cabina, donde los músicos lo seguían por medio de circuito cerrado” explica el investigador en entrevista a EL SOL DE TAMPICO.

UN PRECURSOR DE LA MÚSICA ELECTRÓNICA: IPN

En 2020, el IPN lanzó la primera edición del Festival Cultural “Juan García Esquivel”, como una manera de recordar y conmemorar al músico egresado cómo Ingeniero Electrónico por este centro educativo.

“Gracias a su talento e impulso creativo, es considerado el padre del lounge y precursor de la música electrónica”, explica el instituto en un comunicado acerca de este festival en dónde buscan un diálogo entre el arte, la cultura y la tecnología.


“En 1958, su disco "Other Worlds, Other Sounds" (Otros mundos, otros sonidos) lo posicionó como un genio en el arte de la música al lograr sonidos psicodélicos avanzados para su época; este material le consiguió la nominación a los premios Grammy por Mejor orquesta y Mejor ingeniería en Disco no clásico”, se añade.

ENTRE LO POPULAR Y LA INVENCIÓN

Aunque en 1995 el propio Esquivel declaró para la revista Rolling Stone que su música en su momento no fue comprendida, lo cierto que es que su renombre era evidente. Fue contratado para musicalizar numerosas series animadas y programas de televisión -uno de los más recordados es Odisea Burbujas-.

Además con su orquesta realizó numerosas giras por Estados Unidos, donde llevó sus excéntricos sonidos a escenarios de Nueva York, Hollywood y Las Vegas.

“Él tuvo la inteligencia de no aventarse totalmente a poner su propuesta tal y como era, porque no hubiera sido comprendida en su momento. Él jugó entre las piezas musicales para orquesta, los standards, y la innovación”, explica Castañeda.


Y agrega: “En sus discos y en sus conciertos no interpreta composiciones suyas, sino estos estándares, muchas de ellos temas bailables. Él introducía esos arreglos con instrumentos tan extraños como la reciente guitarra eléctrica, con voces, susurros, tambores, xilófonos”.

LLEGA A MÁS PÚBLICO JOVEN

La propuesta musical de Juan García Esquivel sigue cautivando y continúa defendiéndose. En el centenario del músico, la Orquesta Nacional de Jazz de México presentó un concierto donde se interpretaron piezas del compositor tampiqueño.

“Nuestro objetivo es regresar la música de García Esquivel al público, hacerlo a través de músicos mexicanos para el público mexicano. Desde muy joven, se preguntaba Esquivel qué sonidos podría usar, cuándo y cómo, para evocar y visualizar paisajes sonoros entre los oyentes; ése era un talento que tenía”, llegó a decir el director de la orquesta, Tim Mayer.

En 2016, fue publicado el libro “Esquivel! Space-Age Sound Artist” de Susan Wood un libro ilustrado por el artista Duncan Tonatiuh, dirigido para los lectores pequeños donde se aborda la vida del compositor. Al respecto, puntualizó Wood: “Este relato honra a Esquivel como uno de los grandes compositores del siglo XX”.