miércoles, 24 de julio de 2019

Antonio Cantoral García

Cantante y compositor mexicano, nacido en la ciudad de Tampico, Tamaulipas, el 17 de octubre de 1928.

En 1947, junto a su hermano menor Roberto, y sus amigos Alfredo y ‘El Chato’ Guerra formaron el grupo ‘Los Cuatreros’ con quienes Interpretaban boleros, sones huastecos, y huapangos. 
1949 surge el dueto “Los Hermanos Cantoral”. Debutaron en la Ciudad de México ya profesionalmente en 1950, en el teatro “Follies Berger”.

Compuso más de cien canciones en un amplio repertorio que abarcó diferentes géneros musicales como la canción ranchera, el corrido, el vals, el huapango, el son huasteco, el bolero, entre otros. Es autor de “Por una cara bonita”, “La noche que te me fuiste”, “Con el Año Nuevo”, “Abrazado a tu cruz”, “Pinto mi calavera”, “Como San Pedro a Cristo”, “La que iba a ser mi mujer”, “Problemas de Mujer”. Y junto a su hermano Roberto también compuso “El Preso No. 9” y “El crucifijo de piedra” que han sido interpretadas por grandes cantantes, como Lola Beltrán, Miguel Aceves Mejía, Joan Baez, Nelson Ned, Amalia Mendoza La Tariácuri, Pedro Infante, Lucha Villa, La Torcacita, Lucha Moreno, Ana María González, María Dolores Pradera, Magda Franco, Rosita Quintana, Linda Rostandt y muchos más.

El 23 de octubre de 1953 se casó con María Teresa Gorbea Tejeda, terminando su matrimonio abruptamente el 8 de mayo de 1960, cuando su amada esposa murió trágicamente.
En 1962, Antonio, Roberto y su grupo de músicos "Los Plateados de México" emprenden una gira artística muy exitosa a Europa y Medio Oriente (Rumania, Yugoslavia, etc.). Antonio falleció el 4 de noviembre de 1964.



* Algunos datos fueron tomados de la página de la Sociedad de Autores y Compositores de Música y de la  ‘Revista de Revistas’, No. 4,458; publicación del periódico “Excélsior”. Noviembre de 1997

domingo, 23 de diciembre de 2018

Aurora Woodrow, mezzosoprano tampiqueña


Originaria de Tampico, la mezzosoprano Andrea Woodrow (1922-1998), fue alumna de la soprano María Bonilla. Cantó en Austria, España, Francia e italia,  así como en México, Canadá y los Estados Unidos.  Hizo su debut en la reposición de la ópera La Leyenda de Rudel de Ricardo Castro en 1952.  Con una voz flexible de amplio registro y una musicalidad excepcional, cantó los papeles para su cuerda en Madama Butterfly, Boris Godunov, Faust, Werther, Dialogues de Carmélites, Fedora, Il trovatore, Aída y Cavallería rusticana, entre otros.  Fue también una gran liederista que llegó a cantar a Mahler en el Mozarterum de Salzburgo.

*Textos de Hector Sosa, del disco "Tesoros de la Lírica Mexicana", Grandes Voces de la Opera en México Vol X., UAM, 2018, Diccionario de Música en México (Gabriel Pareyón) Secretaría de Cultura de Jalisco, 1995, Archivo de la Facultad de Música de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.


Foto: Sesmo c.1950

sábado, 15 de septiembre de 2018

Las Tres Conchitas



Uno de los primeros tríos femeninos que surgieron en nuestro país, indudablemente fue el 
denominado “Las Tres Conchitas”, o Conjunto Coral “Las Conchitas” que llenaron toda una 
época en la radio mexicana, cantando en las transmisiones que en directo nos ofrecían las 
empresas radiodifusoras XEQ y XEW allá a fines de la década de los 40’s y toda la década 
siguiente.

El trío “Las Tres Conchitas”, estuvo conformado por Refugio (O Cuca) Hernández, Gudelia y 
Laura Rodríguez,oriundas de Tampico, Tamaulipas. 
Iniciaron su carrera musical en el año de 1946, y ¡Sorpréndase!, continuaron cantando juntas 
durante 38 años, interpretando bellas canciones del acervo mexicano; canciones infantiles de 
Francisco Gabilondo Soler ‘Cri-Cri’ o bien haciendo bellos coros para otros cantantes o 
‘spots’ o ‘jingles’ comerciales. Dicho trío se disolvió sólo con la muerte de Gudelia en 1984. 
Cuca falleció en 1985. 

Algunas versiones señalan como integrantes de ‘Las Tres Conchitas' a Berta Hernández, Refugio 
Hernández y Laura Rodríguez, situación que explicamos a continuación: Según relata Don Jorge Miranda en algunos datos biográficos acerca de éste grupo, fue precisamente en Tampico, donde Gudelia, “cuando apenas era una joven preparatoriana, decidió probar suerte en la emisora XEFW. Gudelia invita a su amiga Bertha Hernández para conformar un trío, junto con su hermana 
Cuca. En 1946 Bertha abandona al trío para formar con las hermanasGraciela y Marcela Medina el trío Rubí, es entonces cuando a 'Las Tres Conchitas' se integra la otra hermana Laura Rodríguez.”

Es innegable el grato sabor del recuerdo que sus voces nos evocan ya que vivieron la época de la antigua y heroica radio mexicana, su transformación y modernización, hasta la época dorada de la televisión.

*Texto tomado del sitio uricuaromusical

martes, 14 de agosto de 2018

Pepe Mercado, el rey de las enfermedades


Nacido en 1938 José Mercado estudio para Contador Público, pero como decía él "a lo que siempre me he dedicado es al rebane. Soy de Tampico, Tamaulipas, proveniente de una populosa colonia llamada Cascajal.  Allí desde pequeño observaba a mi madre con sus achaques, hasta que un día le compuse una canción llamada "Las Reumas", de allí para delante he compuesto 29 canciones a las enfermedades"

Su carrera sobre todo la hizo en Monterrey, N.L., "donde era ampliamente conocido como el único artista en la Tierra que se inspiraba en las bacterias y en los microbios". Llegó a realizar temporadas largas en el Teatro Apolo de la Ciudad de México.  Y además de sus canciones sobre las enfermedades, también compuso una treintena de boleros.

"En alguna ocasión un periodista le preguntó hasta cuándo seguiría actuando, a lo que respondió: La actuación es mi vida. Ciertamente hasta que Dios me recoja". Y eso pasó en el año de 2009.



*Texto tomado en parte del articulo "Pepe Mercado, compositor tampiqueño, del Cascajal" de Manuel Chirinos (Sol de Tampico, 5 Agosto 2018)  

miércoles, 24 de enero de 2018

Los Sonidos de la Naturaleza

Desde un escarabajo masticando el interior de un árbol muerto hasta las olas que bañan las raíces de una palmera, la naturaleza habla constantemente, por encima o bajo tierra, utilizando sonidos, olores, señales y vibraciones. Son redes conectadas con todo ser viviente, incluido el ser humano.

Ciertamente, un paseo por el parque se aprecia de forma diferente si te imaginas a las plantas comunicándose a tu alrededor. No obstante, cada vez son más los científicos (y estudios como el de la Universidad de Columbia Británica), abogan por la importancia de saber escuchar.

Así es. De la misma forma que los ornitólogos reconocen a las aves según su sonido, se puede aprender a identificar cuando el viento sopla a través de un árbol.

Cada árbol tiene su propia arquitectura. Cada hoja su propio grado de rigidez, flexibilidad y forma”. Y no solo eso, sino que se puede adentrar en un mundo en el que las plantas tienen amigos, vecinos y familiares, se sienten solas, gritan de dolor y se comunican a través de una red global que ahora los biólogos describen como, 'Las canciones de los árboles'.

Este y otros muchos descubrimientos invitan a escuchar, asistir y reflexionar sobre todo lo que nos rodea.  Salir al campo para cosechar sonidos es una de las labores de una Fonoteca.

martes, 12 de diciembre de 2017

Celebran su Veinte Aniversario

La Fonoteca de Tampico a través de Historias del Puerto conmemoró un año más de su fundación durante un programa en vivo

Patricia Martínez / La Razón, 28 Noviembre 2017

Mediante una edición especial transmitida por Facebook Live el programa Historias del Puerto, conducido por Miguel Angel Hernández y Carlos Antonio Contreras, celebró los primeros veinte años de la fundación de la Fonoteca de Tampico, del Archivo Histórico de la Ciudad.

Con la presencia de José Castañeda, músico, investigador e iniciador de este proyecto, se dio realce al evento, en el que una regular cantidad de invitados se dieron cita en el Hotel Rio Vista Inn, sede de dicho programa.

Fue en el mes de julio de 1997, cuando este proyecto vio la luz por primera vez, poniendo bajo resguardo del Archivo Histórico de Tampico el material sonoro de diferentes lugares de la república y de otros países, naciendo de este modo la Fonoteca del Archivo Histórico con más de 5000 discos de música universal, actualmente, así como de copias originales donadas por músicos tampiqueños.

José Castañeda, iniciador del proyecto, agradeció al Archivo Histórico de Tampico, por resguardar y compartir al público en general la memoria musical e invitando al mismo a donar los discos, grabaciones y música en general para preservación del mismo en dicha fonoteca.


Historias del Puerto se transmite los sábados por facebook live @Historias Del Puerto.

martes, 28 de noviembre de 2017

Fonoteca de Tampico, 20 años y sueños de una sede

Erik Vargas, Milenio, 26 / 11 / 2017

Dos décadas desde que se fundó este proyecto, el cual pese a tener albergue, aspira a un sitio propio, pese a ello, su productividad está vigente hoy en día.

El 22 junio de 1997 se fundó la Fonoteca de Tampico, espacio que alberga archivos musicales de la región, la historia de la ciudad contada en notas musicales. En aquél entonces pidió asilo al Archivo Histórico de la ciudad, donde permanece hasta el momento.

Han pasado tres proyectos para dotar de un espacio propio a este acervo, sin embargo ninguno ha fructificado, y aunque desearía un espacio propio para la Fonoteca "debo decir que me siento contento" señala José Castañeda, fundador y actual asesor de la Fonoteca.

 "En ese tiempo nos recibió el Archivo Histórico de Tampico con los pocos casetes y discos que de manera particular dimos para empezar el acervo, de ahí pasó a ser formalmente la Fonoteca, pero con el tiempo se fueron haciendo unas campaña por medio de periódico y radio para que la gente donara discos o lp´s, que ya no se usaban, y la gente respondió... el primer año fueron mil" señala en entrevista para MILENIO Tamaulipas.

Actualmente hay poco más de 7 mil piezas entre discos,  casetes y cd's, más de 200 de música de Tampico y la región, y el resto una amplia colección de música nacional e internacional, del cual tomó un año, con el apoyo de la Fonoteca del INAH, y el especialista Benjamín Muratalla, la selección de géneros y clasificación.

En todo este tiempo, los registros se han utilizado para fondeos de documentales, presentaciones oficiales, spots de radio y televisión, programas especiales, escuelas, entre otros."Por ejemplo, está la grabación original de la final beisbol que jugó el equipo de Los Alijadores del 75, la cual fue recibida por Fermín Barreto de mano del locutor Alfredo Sánchez Cerda, varias horas donde se puede escuchar la narración y los comerciales de la época". También hay una selección de jingles clásicos de la televisión tampiqueña, detalla.

Este servicio se da, pese a que no existen instalaciones como tales, algo que también detuvo la recepción en el Archivo Histórico.Un apoyo fue el proyecto de la historiadora de Madero, Carolina Infante, por abrir en ese municipio, ante lo cual se abrió mantuvo la recepción de discos, pero para aquella zona, aunque desconoce la etapa del proyecto.

Sobre los proyectos para de un nuevo edificio de la Fonoteca de Tampico, han salido tres propuestas, explica. "Primero aquí, en el sótano de la Casa de la Cultura, se pudo haber habilitado pero no prosperó; luego se dio otra en el Metro, a un lado de la biblioteca hay un salón que es del INAH pero que nunca han ocupado y proponía abrir una puerta y conectarla con la biblioteca, y pues tampoco".


"La última salió por parte de una persona Rivas Paniagua y Jorge Morenos, ambos de la Ciudad de México, para lanzar y apoyar de crear un Cenidim, uno del Golfo, es un Centro de Documentación Musical, y dentro del proyecto nos invitan a que esta fonoteca pudiera ser parte del acervo, hacer un protocolo, pero también ahí está al aire, no sé si se vaya a hacer.

El Archivo ha podido hacer algunos homenajes a Gustavo de la Colina o Rockdrigo González, aunque faltan muchos a quien reconocer en vida.


Actualmente a los artistas que realizan sus obras, se les pide una copia de su trabajo para la memoria musical de la ciudad, mientras fructifica un proyecto más palpable para la Fonoteca.